viernes, 23 de septiembre de 2011

Chocolates Batanga - A traves de Africa - 2

Esta entrada la publiqué ya el año pasado, pero como ahora puedo añadir los "bocadillos" que acompañan a las imágenes, vuelvo a ella como una actualización interesante.

Hoy le toca el turno a los catalanes Batanga. Buscando información sobre ellos, encontré en El Mundo Deportivo del 21 de junio de 1958 un artículo que empezaba así:
Por fin hemos descifrado el significado de “Batanga”. Es una amplia zona de Fernando Poo, un tiempo impenetrable hasta por los negros, poblada de gorilas, leopardos y cocodrilos, y que hoy, bajo el esfuerzo tenaz de la mano del hombre tiene inmensas plantaciones y produce el mejor cacao, canela y vainilla de nuestras colonias de la Guinea. Dichas especias unidas al azúcar de Cuba hacen el mejor chocolate. La civilización ha ido ahuyentando a las fieras, pero en nuestra visita a la casa Batanga, de Barcelona, aún vimos un hermoso leopardo disecado y varias fotos de tremendos gorilas.
“No hay otro animal más terrible que el gorila – nos dijo Don Baltasar Pérez Portabella, uno de los cuatro hermanos que montaron la moderna fábrica de Chocolates Batanga en esta ciudad. – Herido de muerte, el gorila no muere. Mata
Aparte de la visión propia de la época que se refleja en todo el artículo, Batanga publicó al menos dos álbumes - titulados A través de África y A través de África 2 - donde se narraban "las aventuras del caballero Batanga y sus amigos".
Empezando al revés - como tengo por costumbre - publico hoy cuatro cromos del segundo álbum:

Serie I - cromo 13 - Joven Nuer
Subiendo por el Nilo hacia el Sur se encuentran unos pueblos
pastores o ganaderos que ya son de raza negra, pero que per-
tenecen a una sub-raza especial, que se caracteriza por su del-
gadez y gran altura, que alcanza los dos metros. En el cromo 13,
además de del perfil de un joven Nuer, con el vistoso tocado
obtenido modelando el cabello con ceniza y grasa para darle con-
sistencia, vemos un joven guerrero reposando en posición niló-
tica. Es algo muy curioso, consiste en descansar todo el peso del
grácil cuerpo sobre una pierna y apoyar la otra en la rodilla.
Serie V - cromo 5 - Lago Paraíso
El Lago del Paraíso... vegetación exuberante permite la vida de
animales silvícolas, como el elefante, que busca el agua para ba-
ñarse y beber. Precisamente junto al lago aparece una ancha sen-
da abierta por el voluminoso cuerpo y las recias pisadas de la ma-
nada de elefantes que periódicamente lo visitan.
Serie VI - cromo 2 - Escena de caza
Los pigmeos, gente de pequeña talla, los de menor estatura de
la Humanidad, viven de la caza y recolección de pequeños ani-
males, frutos y raíces y disfrutan de su vida de apasionados y
habilísimos cazadores. Tienen tanta especialización en ello que
lo mismo pueden cazar con lanza, con arco y flechas, con redes,
que con las mismas manos. Además de ser muy valientes, pues
un solo cazador es capaz de matar un elefante, son alegres y
bondadosos y muy aficionados a la danza.

Serie IX - cromo 9 - Interior templo fetichista
Los isleños de las Bissagas (Guinea Portuguesa) rendían culto
a los antepasados, representados en figuras humanas talladas,
practicaban la magia y tenían unas casas templos en los que
había una especie de sagrarios que podemos llamar fetiches.
El templo de la difunta reina Pampa en Etikoka (isla de Orango
Grande), que fue estudiada por Bernatzik, es muy notable y en
el cromo 9 reproducimos su interior con el fetiche.

7 comentarios:

  1. Los Chocolates Batanga, además de ser francamente buenos y que murieron cuando la marca pasó a Chocolates Elgorriaga, fue para mi con el álbum A TRAVES DE AFRICA 2 no sólo la ilusión de encontrar el cromo en cada tableta sino que me despertó mi interés por el mundo y por África en particular.

    ResponderEliminar
  2. Chocolates Batanga no sólo eran muy buenos sino que me abrieron una ventana al mundo y de Africa en particular. No puedo olvidarme de la ilusión de esperar al cromo que encontrabas al abrir cada tableta y pegarla rápidamente al álbum que recuerdo quedó deteriorado de tanto mirarlo. Un bonito recuerdo

    ResponderEliminar
  3. Los chocolates Batanga eran bonisimos
    Especialmente, el fondant

    ResponderEliminar
  4. Que recuerdo mas agradable, las tardes con el pan recien hecho, el chocolate
    excelente, mirando el album y esperando que en la siguiente tableta saliera el cromo que deseabamos tener y parecia que no iba a salir nunca.
    Es una pena que dejaran de fabricarlo, su sabor, el aroma de buen chocolate son diciles de olvidar.

    ResponderEliminar
  5. En los años 1960 compartí colegio en la Salle de la Seo de Urgell con algunos de los descendientes de esa famila chocolatera.Les llamabamos los Batanga. A mi me apodaban EL Siba.
    UN ABRAZO A TODOS.
    Saludos, RAMÓN FRANQUESA REIXAS

    ResponderEliminar
  6. alguien me puede informar si se ponían en cajas de madera yo tengo una que pone chocolates batanga debe ser bastante antigua no?

    ResponderEliminar
  7. alguien sabe para que se utilizaban las cajas de madera de chocolates batanga mide uns 15 o 20 cm me gustaría información las letras son verdes si alguien sabe al javierfer32@gmail.com

    ResponderEliminar